Son vinos históricos por haber nacido en el difícil contexto de la pandemia de coronavirus y, a la vez, algunos de los mejores de las últimas décadas. En eso coinciden enólogos y catadores expertos: la calidad obtenida en 2020, en general, fue excepcional.

El Covid 19 tocó tierra argentina en plena vendimia. A los viñedos, esta vez, la naturaleza les había jugado a favor en la mayoría de las zonas vitivinícolas del país. En Mendoza, por ejemplo, las elevadas temperaturas y la falta de lluvias del último verano aceleraron la madurez de las uvas y obligaron a una cosecha temprana, a partir de enero y febrero, lo que dio cierta ventaja cuando se decretó la cuarentena en marzo.

El cambio climático ya tiene acostumbrados a los enólogos a ajustar los tiempos de producción sobre la marcha, pero esta vez, además, tuvieron que improvisar rápidamente logísticas de producción adaptadas a las restricciones sanitarias. Con menos empleados o turnos rotativos, cumpliendo estrictos protocolos, siguieron adelante. Haciendo sus vinos y también colaborando con el contexto, ya que muchas bodegas produjeron alcohol en gel con parte de la materia prima no utilizada.

El Tannat salteño Lote Especial 2018 de Colomé, medalla de platino en los Decanter Wine Awards.

El Tannat salteño Lote Especial 2018 de Colomé, medalla de platino en los Decanter Wine Awards.

Y si bien el volumen de la cosecha fue menor al de 2019 (2.036,7 millones de kilos de uva contra los 2.389,1 millones del año pasado, según datos del INV), se ganó en calidad. Algunos de los reconocimientos internacionales obtenidos por los vinos argentinos este año hablan de ellos. Pero también lo corroboran los especialistas, aquellos críticos y periodistas que año tras año catan los ejemplares de cada añada y etiqueta y pueden analizar la evolución de la producción.

Tim Atkin

MASTER OF WINE Y CRÍTICO INTERNACIONAL

“Este año probé un vino argentino tras otro con una sonrisa. Cada uno expresaba su terroir con precisión, gracia y belleza. Lo que se destacó para mí fue la calidad y diversidad de los mejores blancos. Y sus Pinot Noir, una sorpresa”.

Los mejores vinos 2020 según Tim Atkin

  • Per Se Uní del Bonnesant 2018 – Per Se Wines (Mendoza): “Parece casi ridículo considerar un viñedo de solo cinco años como un sitio para un Grand Cru, pero así de bueno es este vino. Casi perfecto, es lo que se obtiene de un gran terroir en una excelente añada. Es el Chambertin del Malbec argentino”.
  • Cheval des Andes 2017 – Cheval des Andes (Mendoza): “Es la mejor añada joven que he probado de Cheval des Andes. Integra hábilmente en el blend el Malbec y el Cabernet Sauvignon. Sutil, balanceado, con finos taninos y un increíble final de boca. De clase mundial”.
  • Michelini I Mufatto Certezas Semillón 2017 (Mendoza):  “Mi elegido como mejor blanco del año. Hecho con uvas Semillón de una antigua parcela en un viñedo plantado en 1890. Sabores a azafrán, cera de abejas y piel de naranja, con intensidad, algo de amargor tánico y un final concentrado y especiado. Un blanco de nivel mundial”.
  • Colomé Altura Máxima Malbec 2017 (Salta):  “Desde que se lanzó comercialmente en 2012, este Malbec de altura se ha establecido como uno de los mejores tintos de América Latina. Serio, sabroso y aromático, es un gran vino, denso y poderoso, que de alguna manera logra llevar su estructura livianamente”.
  • Noemía Malbec 2018 – Bodega Noemía (Río Negro): “(el enólogo) Hans Vinding-Diers cree que es el mejor Noemía que ha hecho y estoy tentado de coincidir con él. Denso, intenso, estratificado, con sutiles matices de madera, moras y frutos rojos, taninos texturados y un fondo fresco y calcáreo”.
Paz Levinson

MEJOR SOMMELIER DE AMÉRICA 2015. JURADO DE LOS DECANTER WINE AWARDS

“Este año hubo Malbecs más equilibrados y Cabernet Sauvignon expresivos que confirman su calidad. Vinos más audaces, más libres y de mucho potencial. Pese a los desafíos de logística y protocolos, se pudo cosechar rápido y asegurar el año vitícola”.

Los mejores vinos de 2020 según Paz Levinson

  • Old Vines Torrontés 2019 – Riccitelli Wines (Río Negro): “Marca un nuevo capítulo en los Torrontés, es más protagonista en la boca que en la nariz, textura increíble que lo hace ser un vino gastronómico (no solo para el aperitivo o la entrada)”.
  • Parcela La Totora Criolla Chica 2018 – Cara Sur (San Juan): “Lleva a otra dimensión a esta cepa de la que tanto se habla. Es elegante, delicado, fino”.
  • Amar y Vivir 2018  (Salta):  “Porque tiene potencia y equilibrio, está hecho con el corazón y se nota”.
  • Benmarco Malbec 2019 – Susana Balbo (Mendoza): “Es un Malbec de Uco de manual, de los Malbecs que nos gustan, elegante, equilibrado, seductor, impresionante. Un vino de nivel mundial”.
  • Sophenia Estate Reserva Cabernet Sauvignon 2019 y Altosur Cabernet Sauvignon 2019 (Mendoza): “Rompen mitos y muestran un Cabernet Sauvignon de Gualtallary sin igual. En los dos niveles de vinos, cada uno con su objetivo, la cepa esta representada de manera fiel al lugar. Impresionantes”.
  • Altar Uco Edad Media Blanco 2018 (Mendoza): “Porque es el vino del futuro, el vino que se hace con las manos, imperfecto perfecto, con mil caras, que se descubre y se abre a medida que uno lo toma. Porque juega con los blancos del mundo en un dialogo en el mismo idioma. Sin prejuicios. Sin miedo”.
James Suckling

CRÍTICO INTERNACIONAL DE VINOS

“Este año marca un punto de inflexión para Argentina, con 5 vinos de 100 puntos. La sorpresa: Patagonia y Salta. Los vinos argentinos son cada vez más precisos y bebibles”.

Los mejores vinos según James Suckling

  • Chacra Treinta y Dos Pinot Noir 2018 (Bodega Chacra, Río Negro): El “vino del año”, según Suckling, que le otorgó el puntaje máximo de 100 y lo seleccionó como el mejor de 2020 en todo el mundo entre 18 mil botellas. “Redefine el Pinot Noir en Argentina. De impresionante valor, de carácter claro y transparente que refleja su  increíble ‘bebilidad'”.
  • Cheval Des Andes 2017 (Mendoza): “El mejor Cheval des Andes de la historia. un blend de Malbec y Cabernet Sauvignon complejo y convincente con refinamiento y final largo”.
  • Adrianna Vineyard White Bones Chardonnay 2018 – Catena Zapata (Mendoza): “Exuberante, con fantásticos aromas a madreselva y manzanas y peras secas. Cuerpo completo. Fruta densa y vívida con un marco de maravillosa acidez enérgica. Un blanco conmovedor”.
  • Adrianna Vineyard River Stones Malbec 2018 -Catena Zapata (Mendoza): “Este vino tiene pureza y foco en los aromas de frutos rojos triturados, regaliz y té negro, que se suceden en un paladar integrado de taninos fundidos extremadamente finos que se extienden hasta el final”.
  • Viña Cobos Malbec 2017 – Viña Cobos (Mendoza): “El mejor vino de todo nuestro viaje. La roja transparencia y la definición estaban resonando, transmitiendo hermosamente dónde y quién lo había hecho. Su carácter de sándalo, grosella negra, champiñones frescos y pétalos de rosa exaltaron los sentidos, mientras que los taninos compactos y ágiles y la columna vertebral ácida energizaron el paladar”.
Elisabeth Checa

AUTORA DE LA GUÍA “LOS BUENOS VINOS ARGENTINOS”

“Amo cada día más los blancos, especialmente los blends que se convierten en hallazgos no solo para el vino de cada día, sino para grandes ocasiones”.

Los mejores vinos 2020 según Elisabeth Checa

  • DV Catena 2019 Semillón Chenin – Catena Zapata (Mendoza): “Histórico. Se presentó hace muy poco. Una dialéctica vuelta de tuerca, un regreso a terruños y variedades tradicionales. Esta buenísimo. Merece los mejores platos. Desde ostras a mollejas”.
  • Nacional Santa Julia 2020 – Familia Zuccardi (Mendoza): “Otro blend que rinde honores a la historia del vino argentino. Torrontés, la uva patria y Semillón, un cepaje que recién en los 90 se comenzó a tratar en serio. Con una ideología parecida al anterior, a un precio humano.Vino para la sed del verano. O del invierno.
  • Blanc de Blancs – Bodega El Esteco (Salta): “Hecho con cinco variedades: Marsanne, Rousanne, Chardonnay Viognier y Torrontés. Complejidad y huella del mediterráneo en las alturas cafayateñas. Un hallazgo”.
  • Del Alma – Luigi Bosca (Mendoza): “Este blend es un feliz encuentro entre Chardonnay, Sauvignon Blanc, Viognier, Pinot Gris y Riesling”.
  • Susana Balbo Signature White Blend 2018 – Susana Balbo Wines (Mendoza): “Torrontés, Semillón y Sauvignon Blanc. Me emocionó desde la primera vez que los probé hace unos tres años. Otra incursión en placenteras tradiciones vinícolas de la pionera Balbo, la primer enóloga argentina”.
Patricio Tapia

PERIODISTA. AUTOR DE LA GUÍA DE VINOS “DESCORCHADOS”

“La de 2020 será una cosecha para recordar. Hemos probado algunos de los mejores tintos de Argentina en más de dos décadas. Gran calidad y, en los mejores casos, un profundo sentido de lugar”.

Los mejores vinos 2020 según Patricio Tapia

  • Estancia Uspallata Ígneo 2018 (Mendoza): “Por sobre los 2.000 metros de altura, en medio de Los Andes, este tinto te transporta a una de las zonas más radicales en el vino mendocino. Un blend, con un 90% de Malbec, más Cabernet Franc y Pinot Noir. Otro gran vino de montaña”.
  • Noemía 2018 – Bodega Noemía (Río Negro):  “El pequeño secreto de esta bodega es un viñedo de apenas 1.5 hectáreas, plantadas con Malbec hace 90 años en la zona de Mainque. Allí el enólogo Hans Vinding-Diers está logrando tintos de una pureza y jugosidad que tienen pocos rivales en la Patagonia. Esta añada es la mejor a la fecha. Tienen que probarla”.
  • Otronia Block 3&6 Chardonnay 2018 – Bodega Otronia (Chubut):  “Bajo las condiciones en extremo ventosas y frías de Sarmiento, a orillas del lago Muster, el Chardonnay parece haber encontrado un nuevo hogar. Es el viñedo más austral de Sudamérica, un desierto frío de estepa en donde el intenso sol da sabores maduros y suculentos, pero que contrastan con la acidez dura y filosa del clima frío. Un blanco de esos que no se olvidan”.
  • Per Se La Craie 2019 – Per Se Wines (Mendoza): “Gualtallary, en el Valle de Uco, está de moda. Pero no todo es igual en Gualtallary. Un pequeño lugar, conocido como Monasterio, hoy ofrece tintos de una tremenda personalidad, de lo mejor en Argentina. Este La Craie, está hecho de Malbec y Cabernet Franc, muestra una visión de la montaña, un vino andino lleno de carácter”.
  • Zuccardi Valle de Uco Finca Piedra Infinita Supercal 2018 (Mendoza):  “El trabajo de Zuccardi en busca de la verdadera tipicidad del Malbec en Uco ya se ha iniciado hace rato. Y el punto máximo en esta investigación es Supercal, un Malbec que más que de frutas, parece haber sido hecho de piedras. La joya de la corona en un portafolio brillante que recorre algunos de las zonas más importantes del valle”.
Pietro Sorba

CRÍTICO ENOGASTRONÓMICO

“Fue otro año de evolución. Se consolidó y crece la idea de diversidad del Malbec que explora y coloniza nuevos terruños y micro terruños. El Cabernet Franc sigue en alza. Blancos y rosados están encontrando el espacio que se merecen”.

Los mejores vinos 2020 según Pietro Sorba

  • Zuccardi Polígonos Tupungato Sauvignon Blanc 2019 – Zuccardi Wines (Mendoza):  “Un blanco de pureza extrema. Expresión de un terruño soñado. No tiene ángulos muertos. Un sauvignon blanc ‘Umami’ que sale (sin renegar su ADN) de los chalecos de fuerza de la cepa para encontrar nuevas dimensiones. Seduce nariz y paladar en un juego de emocionantes sensaciones organolépticas”.
  • Altos Las Hormigas Blanco 2020 (Mendoza):  “El matrimonio que uno no espera y que sorprende. Fusión exitosa entre dos cepas tradicionales inmunes a las modas: Chenin y Semillón. Un blanco que ofrece, de manera disruptiva, matices sensoriales que salen de rígidos esquemas convencionales”.
  • Casa Boher Rosé 2020 – Rosell Boher (Mendoza):  “Conexión perfecta entre los vinos y los espumantes de la bodega. Síntesis de energía, dulzura sutil y elegancia. Revela, sorbo tras sorbo, una estructura que evidentemente fue objeto de un trabajo extremadamente cuidado por parte del enólogo”.
  • El Esteco Fincas Notables Cabernet Franc 2016 – El Esteco (Salta): “Un gran ejemplo de Cabernet Franc. Jugoso, enérgico, frutal y balsámico. Potente sin ser aplastante. Elegante sin ser patricio. Demuestra lo que esta cepa puede ofrecer en Argentina y en un terruño tan especial como Salta”.
  • 1868 Goyenechea Origen Malbec 2018 – Goyenechea (Mendoza): “Síntesis entre cepa, historia, terruño y una evidente voluntad de proyectarse hacia el futuro. Es un Malbec noble que nace en una viña antigua. Fruta dulce y elegante. Sin asperezas. Un vino cuidado, profundo y estructurado. Ofrece un gran equilibrio”.

Fuente: clarin.com